Corría el año 1987. Le es concedido el Premio Nobel de Economía a Robert M. Solow, nace Julia Bond y a Sabrina Salerno se le sale una teta delante de millones de personas. Ese mismo año se publica el famoso éxito de ventas Never gonna give you up, de Rick Astley. Veamos el videoclip de esta memorable canción.

Si no puedes ver el vídeo, aquí el enlace original.

Pues bien. El citado “fenómeno Rick Roll” se resumiría como «la acción de enviar a un amigo un link de algo “supuestamente” interesante pero que en realidad lleva al vídeo Never Gonna Give You Up de Rick Astley… la finalidad: lograr lo absurdo», como bien explican en Esquizopedia.

Pasado esto, el famoso vídeo se convirtió en un vídeo viral y youtube se lleno de versiones del mismo. Veamos algunos ejemplos:

Rick Roll versión Principe de Bel-Air

Versión tenebrosa

Más ejemplos:

Anuncios

Un brasileño ha sido captado por un radar de tráfico circulando a 880 km/h con su coche y no le permiten recurrir la multa.

Si es que váis como locos por ahi, con los coches, a la velocidad de los aviones comerciales…

Desternillantes vídeos con unas cuantas escenas de la serie Dragon Ball Z dobladas por el maestro Chiquito de la Calzada (hechos por fans, evidentemente). Disfrutadlos, porque yo lo he hecho y hacía tiempo que no me reía tanto.

¡Manuerl, manuerl, ere un fistro! ¡ere un diodenarl de persona!

Extraídos de Ryukiba y DarkJeil

¿Cómo que los ladrones de ahora no son como los de antes?

Mira, mira…

Robado a Desde Mi Escritorio

Si no tuvimos bastante con el vídeo de ayer del oficinista que lía la que lía en el curro… hoy os dejamos el vídeo grabado por uno de sus compañeros de trabajo.

Un plano corto, quiza un poco más impactante por ser a color y desde un móvil.

Impresionante video de un japo llamado Rei Harakami haciendo contact juggling (malabarismos con una o más pelotas haciéndolas deslizarse por el cuerpo) en un parque. Realmente impresionante.

¡Dios, que vicio!

Vía Orgasmatrix

Como diría aquel: ¡Hijoputa er nota! Como se cabrea el gachón y la lia en la oficina. No os vayáis sin ver el vídeo entero porque no tiene desperdicio. Eso es un cabreo…

Visto en el blog del Pito Doble.