Vale que el rostro de cristo aparezca en paredes, suelos e incluso en la corteza de un arbol, ¡pero esto ya es demasiado!

Definitivamente, es una señal.